El Hierro

El Hierro, conocida como “isla del meridiano cero”, es la más occidental y a su vez la más meridional de las islas que componen el archipiélago canario, además de constituir la de menor tamaño (exceptuando La Graciosa), con 268,7 km2. Su altitud máxima es de 1.501 m (pico de Malpaso), destacando también otras elevaciones como el pico de Tenerife (1.417 m) o el Tábano (1.387 m). Tiene una forma algo triangular, con tres vértices cuyos extremos son la punta de Amacas al este, la punta de La Restinga al sur y la punta del Barbudo y el faro de Orchilla al oeste. La costa es en parte muy escarpada, formada por acantilados que alcanzan o superan los 200 m de altura en el oeste (bahía de los Reyes – El Verodal), el sureste (punta de Miguel – roques de la Piedra Bermeja) y el noreste (punta de Arelmo), aunque debido a la notable incidencia del volcanismo reciente hay amplias plataformas lávicas o “malpaíses” que han ganado terreno al mar, tales como las del Borque del Barbudo y El Verodal al oeste, El Golfo en el norte y El Tamaduste y Echedo en el noreste.

Su juventud geológica y la predominancia de las fuerzas constructivas sobre las destructivas hacen que apenas haya barrancos destacables, excepto el de Santiago y varios que conforman la zona de Temijiraque y el arco de Las Playas, todos ellos situados en el sector noreste y este. En cambio, son más frecuentes las cárcavas y los barranquillos en proceso de formación, que se van tallando entre los materiales volcánicos recientes. El número de conos volcánicos es muy elevado, de manera que muchos de ellos se encuentran formando alineaciones o “líneas estructurales”, como ocurre en el noreste, entre San Andrés y Echedo, o en el sur, entre El Pinar y La Restinga. Los mayores escarpes de la isla se encuentran en el risco de Tibataje y zonas próximas del arco de El Golfo, donde existen cantiles de unos 1.000 m de altura, producto de un gran deslizamiento gravitacional. En octubre de 2011 se produjo una erupción submarina a unos 2 km de La Restinga, formándose un volcán submarino que se elevó hasta unos 80 metros por debajo del nivel mar.

El clima de esta isla es de tipo mediterráneo, al igual que el del resto del archipiélago, aunque su situación muy oceánica, más introducida en el Atlántico, le confieren algunas características peculiares, como las frecuentes nieblas que se forman en las zonas altas y medias (p. ej. en Valverde y San Andrés). Las precipitaciones medias anuales son inferiores a 250 mm en todo el perímetro costero y en algunas zonas del interior de baja altitud, mientras que los valores más altos (entre 750 y 1.000 mm) se dan en las cumbres orientadas al norte. Las temperaturas medias oscilan entre los 15º C en febrero y marzo y los 26º C en agosto y septiembre, notándose una diferencia muy importante entre las dos vertientes, ya que la meridional es muy cálida y seca, sobre todo en primavera y verano, mientras que en el norte se percibe el frescor y la humedad aportados por los vientos alisios del noreste. En ciertas épocas del año, principalmente en otoño e invierno, El Hierro es afectado por temporales del oeste, que en ocasiones dejan caer importantes precipitaciones.

El Hierro cuenta en la actualidad con una población de 11.000 habitantes (censo de 2012), distribuida en tres municipios: Valverde, La Frontera y El Pinar. El más poblado es el municipio capitalino, Valverde, con 5.075 habitantes, seguido de La Frontera, con 4.104 personas, mientras que el término municipal de más reciente creación (El Pinar) alberga 1.854 habitantes. Llama la atención la existencia de grandes áreas totalmente despobladas, como es el sector meridional-occidental, entre La Restinga y Sabinosa.

En cuanto a la economía, la isla sigue manteniendo muy vivas actividades tradicionales como la agricultura, la ganadería y la pesca, aunque el turismo y el sector servicios han ido ganando peso en las últimas décadas. Así, actualmente existen plazas hoteleras sobre todo en Valverde, La Frontera y La Restinga, aunque es este último núcleo el que destaca como destino ligado al turismo de buceo y recreativo, el cual se está potenciando mucho a nivel nacional e internacional. La agricultura tiene su mayor desarrollo en el valle de El Golfo, donde hay plataneras, piña tropical, viñedos y frutales, así como en los núcleos del noreste (Valverde, Echedo, Guarazoca, Mocanal, etc.), en los que existen policultivos de medianías con viñedos; igualmente, en El Pinar se dan bien los frutales. Uno de los principales problemas del sector agrícola herreño es la escasez de agua, ya que hay muy pocos nacientes y el acuífero se encuentra casi al nivel del mar, pese a lo cual se han perforado pozos y galerías en distintos sectores, con desigual resultado. El cultivo diferencial con respecto a otras islas del archipiélago es la piña tropical, la cual es muy apreciada y de gran calidad. Una cosa que llama mucho la atención al visitante es la abundancia de higueras, que están diseminadas por muchas zonas, ya que los higos pasados y frescos son considerados una delicia local, así como los “tunos”, frutos de la tunera o chumbera. En este sentido, gastronómicamente hablando, El Hierro destaca por especialidades como la quesadilla (un tipo de dulce tradicional), además del queso de cabra o mixto, que ha experimentado un gran auge al amparo de la central lechera existente.

Esta es una de las islas donde el ganado vacuno o bovino tiene un mayor desarrollo, ya que hoy en día hay más de 550 cabezas, siendo una estampa habitual la contemplación de algunos grupos de vacas pastando en la meseta de Nisdafe, especialmente en invierno y primavera; el ovino también es muy importante, con 5.615 unidades en 2009, pero el caprino es el más numeroso, con 9.054 cabezas en el mismo año, mientras que el porcino cuenta con 850 unidades. La calidad de los pastos de la isla es muy alta, concretamente en La Dehesa y Nisdafe, salvo en los años de sequía. En cuanto a la pesca, ésta es practicada principalmente desde el puerto de La Restinga, destacando el recurso de los túnidos, que es muy relevante en ciertas estaciones del año; también tienen importancia local embarcaderos como el de El Tamaduste, y en el caso del puerto de La Estaca su uso es mixto, es decir, tanto para la pesca como para la llegada y salida de pasajeros.

Google maps
Volver